Association des juges commerce

Funciones de los magistrados mercantiles

El cargo de magistrado mercantil es un cargo honorífico y se desempeña en las Salas de lo Mercantil de las Audiencias Provinciales.

Las Salas de lo Mercantil son una jurisdicción especial de los comerciantes, compuesta de un magistrado presidente de carrera y dos magistrados mercantiles honoríficos provenientes del comercio. Los magistrados mercantiles tienen los mismos derechos y obligaciones que los magistrados de carrera y con ello el mismo derecho de voto. Al igual que los magistrados de carrera, los magistrados mercantiles son neutrales e independientes y están sujetos a la obligación de confidencialidad sobre lo discutido en las sesiones. A diferencia del magistrado de carrera, del magistrado mercantil se espera que resuelva con base en su propia cualificación profesional específica y su experiencia en la dirección empresarial. La razón de ser de las Salas de lo Mercantil es aplicar los conocimientos y la experiencia comerciales en la resolución del tribunal. Con ello los magistrados mercantiles tienen la posibilidad de participar en su propia jurisdicción comercial. Numerosos magistrados presidentes de las Salas de lo Mercantil nombran a sus comagistrados según sus ramas específicas de actividad, al objeto de poder beneficiarse de forma especial de su criterio comercial. A diferencia de lo que sucede con las salas de lo civil en las Audiencias Provinciales, la Sala de lo Mercantil puede resolver en su caso gracias a su propia pericia en costumbres mercantiles con motivo de sus conocimientos de la materia incluso prescindiendo de informes periciales externos.

Por ello los magistrados mercantiles no son magistrados legos como es el caso de los miembros de un jurado, sino magistrados con conocimientos especializados en la materia de la dirección empresarial.

El magistrado mercantil desempeña sus funciones vestido con una toga negra de magistrado. Lleva además una camisa blanca con una corbata o pajarita blanca.

Al objeto de proporcionar una imagen uniforme del órgano decisor, todos los magistrados mercantiles quedan sujetos a este código de vestuario.

Las Salas de lo Mercantil sólo son competentes a instancia del demandante o del demandado, resolviendo en procesos judiciales con fondo económico. Entre dichas materias se encuentran los negocios mercantiles, procesos cambiarios sobre letras de cambios y cheques o juicios ejecutivos, asuntos relativos a la protección de la propiedad industrial, compraventa de empresas, derecho marítimo, competencia desleal, derecho de sociedades, quejas en asuntos del registro mercantil y similares.

La combinación de los conocimientos jurídicos del magistrado de carrera y los comerciales de los dos magistrados mercantiles permiten alcanzar en un litigio de fondo económico-legal una una resolución práctica y fundamentada en concordancia con las costumbres comerciales generales.

Los magistrados mercantiles están sujetos al igual que los magistrados de carrera a la obligación de confidencialidad sobre lo discutido en las sesiones, al principio de la moderación y a la obligación de neutralidad.